En relación con las noticias y rumores en la que se hace eco del aplazamiento de la resolución por el Tribunal Constitucional de los recursos interpuestos por el diputado Alberto Rodríguez por una supuesta injerencia electoral en la convocatoria del 28 de mayo, nos vemos obligados a reiterar lo siguiente:

1º La persistente y gravísima “injerencia” que se viene dando, desde hace más de un año, en los derechos electorales de más de sesenta mil canarios/as y del propio diputado Alberto Rodríguez.

2º Que el recurrente de aquellas medidas cautelares es candidato a la Presidencia de Canarias y esa dilación le obliga a concurrir en estas elecciones bajo el estigma de un injusto despojo y de la inacción del alto tribunal.

3º Que la injusta retirada de su acta de diputado estatal y la no resolución de dichos recursos, obliga al candidato a concurrir a las mismas en desiguales condiciones, evidenciando una vez más de manera flagrante el carácter político y no jurídico del injustificado retraso en el fallo del TC.

4ª Que esa pretendida injerencia afecta, a nuestro entender, exclusiva y negativamente al derecho al sufragio pasivo del candidato; y en beneficio evidente de los candidatos de otros partidos que, a pesar de haberse disuelto la Cámara y finalizar la legislatura, continúan cobrando dinero público por un trabajo que no realizan.

Por todo ello y en la lógica de una justicia “rápida”, reiteramos una vez más la pronta resolución es dichos recursos.