Drago Canarias rechaza el proceso de estabilización de personal que está llevando a cabo la Consejería de Educación, Formación Profesional, Actividad Física y Deportes del Gobierno de Canarias, que supondrá el despido masivo de miles de profesores que actualmente se encuentran impartiendo clases por todo el archipiélago.

Tras la publicación de los resultados del concurso de méritos de este proceso, que comenzó con el Pacto de Las Flores y que ha seguido por la misma senda en la actual legislatura, se ha podido comprobar que más del 55 % de las plazas van a ser ocupadas por profesorado del resto del Estado español, con una entrada en el archipiélago de más de 2.100 nuevos trabajadores y trabajadoras.

Además, esta llegada masiva se produce en un momento de graves carencias en cuanto al acceso a la vivienda, la saturación de los servicios públicos, la sobrecarga de las infraestructuras viarias o la presión sobre el medioambiente.

Por su parte, las dificultades de acceso a una vivienda digna mediante alquiler o compraventa ya están provocando que buena parte del profesorado que viene a ocupar una nueva plaza renuncie antes de su toma de posesión, con todas las implicaciones que ello conlleva, de puestos de trabajo que se quedan desiertos, programaciones que se demoran, alumnado que no recibe docencia y nuevas convocatorias para ocupar las plazas.

Asimismo, esta llegada del nuevo profesorado, junto con el despido de quienes imparten en la actualidad, va a suponer un tapón para las personas jóvenes recién salidas de la educación universitaria que estuviesen planteándose acceder como docentes al sistema educativo, demorando su entrada al mundo laboral o provocando su emigración a otras partes del Estado o incluso a terceros países.

El Bloque Confederal de Políticas Públicas de Drago Canarias, encargado de analizar esta cuestión, advierte además que, con la llegada al sistema educativo canario de un número notable de profesorado que no conoce el contexto sociocultural de las islas, se está yendo en contra de la filosofía y directrices de las últimas reformas legislativas, que parten del concepto de aprendizaje significativo, es decir, aquel que debe comenzar desde los conocimientos previos del alumnado, ahondando en su espacio contextual.

Es evidente que una persona docente que no conozca el contexto social y cultural canario puede provocar ―o incluso añadir― dificultades en el proceso de enseñanza y aprendizaje del alumnado al que va a impartir docencia, lo que podría influir aún más en los bajos indicadores que actualmente tiene el sistema educativo canario. Frente a ello, ya existe personal docente capacitado y con años de experiencia en esos mismos centros educativos que pueden enseñar desde una perspectiva autocentrada y contextualizada en Canarias.

Cabe destacar que está pendiente que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se pronuncie acerca de los procesos de estabilización de los empleados públicos que han adquirido la condición de “indefinidos no fijos”, que podría ser la solución para mantener en el empleo al profesorado interino del conjunto del sistema educativo canario.

Por todo ello, desde Drago Canarias se exige la paralización del proceso de estabilización del profesorado del sistema educativo canario hasta que el TJUE resuelva sobre si los interinos han de convertirse en personal fijo, así como sobre la negociación con los sindicatos de un nuevo proceso que garantice el mantenimiento en el empleo del profesorado canario.