El Pleno del Ayuntamiento de La Laguna, con los votos en contra de PSOE, Coalición Canaria, PP y Vox, rechaza la propuesta de Drago Verdes Canarias para controlar el acceso de vehículos de uso turístico al Parque Rural de Anaga. Para el concejal de Drago Verdes Canarias, Alberto Rodríguez, defensor de la moción, “se trata de una muestra clara de primar el turismo masivo frente a la sostenibilidad, tanto ambiental como humana, de nuestros espacios naturales, y en concreto del Parque Rural de Anaga”.

La iniciativa fue presentada en la sesión plenaria celebrada en la jornada de ayer, jueves 14 de marzo, y en ella Rodríguez puso de manifiesto “el descontrol de vehículos que existe en Anaga, con la consecuente afectación al espacio natural protegido”.

Asimismo, Rodríguez explicó que “no se trata únicamente de proteger el ecosistema, sino de garantizar unas condiciones dignas de movilidad a los residentes de la zona” y resaltó que “los atascos son constantes en festivos y fines de semana, las líneas de guaguas son muy escasas, y en ocasiones, los residentes se quedan fuera porque los grupos de turistas las llenan”.

En este sentido, el primero de los puntos de la moción solicitaba la creación por parte del Gobierno Municipal de las infraestructuras y mecanismos de acceso necesarios para limitar la entrada de vehículos de uso turístico, entre otros los vehículos de alquiler, los vehículos con licencia de vehículos turismo con conductor (VTC) y las excursiones de quads y boogies; estableciendo un cupo máximo diario que atienda a las condiciones de conservación del Parque.

Mientras esta operativa se hacía efectiva, Drago Verdes Canarias proponía al Ayuntamiento de La Laguna restringir la circulación de vehículos privados de uso turístico durante los fines de semana, así como a prohibir su estacionamiento dentro de los límites del Parque; una medida de urgencia ante la afectación directa que está sufriendo el espacio protegido.

Asimismo, la iniciativa contemplaba el refuerzo y la ampliación del transporte público, con el objetivo de que el Parque Rural de Anaga se mantuviera siempre accesible bajo condiciones adecuadas de conservación.

Por su parte, el último de los puntos de la moción solicitaba a las administraciones públicas canarias con competencias directas sobre la gestión de espacios naturales protegidos el reconocimiento de las diferencias intrínsecas entre turistas y población local y la adopción de medidas que priorizaran el acceso a las personas residentes dentro de los límites científicos y medibles que marque la conservación.